Tsinamekuta, Marcela Armas. 
Frecuencias Comunes tiene como objetivo enfatizar la importancia de las prácticas multidisciplinarias para la escucha activa, la invención y la visión de nuevos sistemas de colaboración.

La idea de comunidad en Frecuencias Comunes toma referencia directa de la palabra francesa milieu (el entorno social de una persona) vista como el lugar en el que la especie humana, existe y coexiste con otras especies. Sin embargo, es importante reconocer también que como individuos somos un entorno: albergamos millones de bacterias y otros seres vivos que nos permiten digerir, respirar y existir.

 

La exposición enfatiza la idea de que los humanos son solo uno de millones de otros seres vibrantes vivos, y que existe una necesidad mutua para que nuestro entorno funcione, de la misma manera en que nosotros, como individuos, necesitamos que cada ser vivo dentro de nosotros exista. Evidentemente, este concepto también se extrapola a lo social.

En medio de un tiempo que parece estar cada vez más dividido, este grupo de artistas investiga y genera varias conexiones que prueban que la unión, la colaboración y la conectividad están más presentes que nunca. Muestran que no somos una especie independiente, sino más bien dependiente e interconectada con todos los seres del planeta.

 

En la exposición, estas interconexiones se hacen evidentes a través de paisajes sonoros, lenguajes que son más fáciles de identificar como comunes, como algo con lo que podemos relacionarnos y utilizar nuestra capacidad de respuesta a cambio.

Lorena Mal y Emilio Hinojosa Tercer Movimiento: Adagio (calma), 2013-2014
Sincronía
Lorena Mal, 2013-2020

En Sincronía, un archivo visual y numérico, Lorena Mal investiga la relación entre el cuerpo y la percepción del tiempo a través de una serie de partituras basadas en la frecuencia cardiaca de 88 especies animales.

 

Mal explora nociones sobre el tiempo ‘vivo’ a partir del encuentro entre dos sistemas que miden su transcurrir, donde el ritmo es tanto biológico como musical, y el tempo, paso o pulso cardíaco son medidos por igual como golpes por minuto. Combinando objetos e imágenes de archivo, metrónomos modificados, partituras y una serie de eventos para 2 pianos y múltiples intérpretes que tocan diferentes temporalidades de forma simultánea, el proyecto toma al metrónomo estándar como principal sujeto de investigación, partiendo de la coincidencia entre sus límites con los del pulso humano.

 

Sincronía establece encuentros inesperados e intervalos de silencios, haciendo del acto de escuchar un proceso intersubjetivo de reciprocidad, incluso involuntario.

Marcela Armas, Tsinamekuta, 2016-2020 Tornamesas modificado, electrónica Foto de Marcela Armas
Tsinamekuta
Marcela Armas, 2016-2020

Las frecuencias en forma de ondas magnéticas se exploran profundamente en Tsinamekuta, un trabajo en progreso de Marcela Armas basado en el descubrimiento de un mineral magnético llamado pirrotita dentro de una mina activa ubicada en una montaña en las tierras altas de San Luis Potosí en el centro-norte de México. La pirrotita es un sulfuro ferroso que se distingue por sus propiedades magnéticas. El proyecto se desarrolla a partir de la construcción de una serie de instrumentos para la detección e interpretación sonora de la memoria magnética de este mineral, así como procesos de inducción de nuevos campos magnéticos en su superficie, en diálogo y colaboración con los habitantes de la región. donde se levanta esta montaña.

 

Tsinamekuta plantea desde el acercamiento ritual, un reposicionamiento del objeto tecnológico y el propósito de su uso. Se trata también, de una consideración ética sobre el mundo mineral como fundamento de la vida, y un espacio de reflexión sobre el sentido de la intención en el contacto humano con la naturaleza.

Todos los universos y la suma de sus partes, Video generativo sobre time-lapse en loop de 168 horas de documentación microscópica
Todos los Universos y la Suma de sus Partes
Interspecifics

En Todos los universos y la suma de sus partes, Interspecifics presenta una pieza audiovisual generativa, que explora a detalle la riqueza de patrones que surgen en un time-lapse de 160 horas de documentación continua del crecimiento de la bacteria Paenibacillus Vortex. Un sistema emergente microscópico altamente social, capaz de tomar decisiones colectivas y crear arquitecturas dinámicas que refleja las implicaciones de auto-organización y supervivencia inherentes a la vida. Los datos arrojados, se convierten en el orquestador de una sinfonía sonora que evoluciona y emerge a la par.

 

En total oposición al discurso reduccionista y dualista del universo, el concepto de emergencia nos revela que, más allá de los opuestos binarios, el todo es más que la suma de sus partes.

BioSoNot 2.0, Gilberto Esparza, 2013 - en curso
BioSoNot
Gilberto Esparza

BioSoNot, de Gilberto Esparza, consiste en el desarrollo de una serie de configuraciones de artefactos sensibles que recopilan datos que se interpretan en frecuencias audibles que se activan con agua contaminada y luego traducen en sonido la actividad biológica de microorganismos y los niveles de contaminación de diferentes ríos. La pieza formada por módulos de celdas de combustible microbianas, generan energía a partir del metabolismo de microorganismos presentes en el agua contaminada. Estas celdas funcionan como biosensores que miden la actividad bioeléctrica de las bacterias y simultáneamente otro tipo de sensores arrojan datos del PH, oxígeno disuelto, conductividad, ORP y temperatura.

 

Estos datos se convierten en señales análogas que son interpretadas por un sintetizador que traduce estos valores a sonido.

Syreny / Sirens. 2018. Video HD, Producido por Laznia Centre for Contemporary Arts. Gdansk, Polonia,
Syreny
Tania Candiani, 2018

Syreny, de Tania Candiani, explora las relaciones poéticas que surgen de imitar los sonidos que son ajenos a los humanos. En una acción sonora que usa el sonido de la voz (específicamente con grupos corales) Candiani interpreta, replica o deconstruye sonidos que no son típicos de la voz humana, como el sonido de las máquinas; naturaleza; y procesos matemáticos, mecánicos y / o digitales.

 

Syreny aborda una de las formas más importantes de vibración en nuestra especie: utiliza la voz para integrar a los humanos con el espacio en la misma frecuencia y con otros al unísono.

 

Syreny apela a la reactivación y el recuerdo de un espacio desde el punto de vista de la reconstitución de la historia. La pieza se completará con un performance con el coro “Grace Chorale of Brooklyn” dirigido por Jason Asbury (Director Musical), y Matt Podd (Director Musical Asistente), para hacer un llamamiento a la reconstrucción de un tejido social, en una búsqueda para dar voz y sentido de pertenencia a quienes han migrado a este espacio.